¿Para qué leer?

La Tinta Invisible

Laura Antillano

Ilustración. Eliana Ellis Ilustración Eliana Ellis

Observar a los niños en el tiempo en el cual están descubriendo la lectura es una empresa feliz y particular en esencia, todo lo quieren leer: los carteles en la calle, los titulares en el periódico, los textos de los envases en la cocina, todos los materiales de lectura posible pasan a convertirse en un universo mágico que ocultaba secretos y ahora no. Se sienten pues, como iniciados en  una cofradía que los acoge: la de los lectores.
Pero la relación con la lectura empieza antes del libro, porque se trata de la lectura del mundo, de la vida, por medio de la palabra, y es allí donde el narrador de cuentos comienza a cumplir su papel, y la infancia es seducida por esa palabra dicha que traslada a otros escenarios el espacio de la imaginación.

Ver la entrada original 2.151 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: